Listado de la etiqueta: Infertilidad

La Fertilidad

¿Qué es la fertilidad?

La fertilidad es la capacidad natural de concebir un hijo. La fertilidad no es fácil para todos. Alrededor de un 11% de las parejas se enfrentarán a la infertilidad: la incapacidad de concebir de forma natural después de un año de relaciones sexuales sin protección.  La fertilidad no es sólo un problema de salud femenina, puede ser también masculina.  La infertilidad masculina, ya sea sola o junto con la infertilidad femenina, es la causa por la cual una pareja no puede quedar embarazada al menos en el 40% de las veces.

Señales de un problema de fertilidad

Es común que una pareja sólo descubra que tiene un problema de fertilidad después de haber intentado quedar embarazada sin éxito durante un año. Muchas causas de infertilidad no presentan síntomas evidentes. Sin embargo, los siguientes signos pueden indicar un problema que debe de abordarse con un profesional especializado.

  • Tienes 35 años o más y llevas seis meses intentando quedar embarazada.
  • Tienes menos de 35 años y has tenido relaciones sexuales sin protección durante un año sin quedar embarazada.
  • Ha tenido dos o más pérdidas de embarazos sucesivas.
  • Tiene algún factor de riesgo de infertilidad.

Los síntomas más comunes de un problema de fertilidad son:

  • Ciclos menstruales irregulares
  • Sangrado inusualmente ligero o muy abundante y dismenorrea intensa.
  • Dolor pélvico o dolor durante las relaciones sexuales.
  • Disfunción sexual (incluida la disfunción eréctil o la libido baja)

Causas de la infertilidad

  1. La fertilidad femenina alcanza su punto máximo entre los 18 y los 35 años, y después de los 35 años, comienza a disminuir rápidamente. La fertilidad masculina también disminuye con la edad, aunque no de una manera tan drástica.
  2. Enfermedades crónicas. Hay enfermedades no directamente relacionadas con el sistema reproductivo que pueden afectar a la fertilidad. Varias enfermedades crónicas, que, junto con sus tratamientos, pueden provocar problemas de fertilidad en personas de cualquier sexo, entre ellas:
  • Diabetes
  • Hipotiroidismo
  • Enfermedad periodontal (Inflamación de las encías, generalmente a causa de una mala higiene dental que provoca una acumulación de sarro)
  • Enfermedad celiaca no tratada
  1. Desequilibrios hormonales o enfermedades del sistema reproductivo
  • Los desequilibrios hormonales pueden reducir la fertilidad o incluso causar infertilidad. Por ejemplo, la endometriosis, el síndrome de ovario poliquístico y la insuficiencia ovárica prematura (también conocida como insuficiencia ovárica primaria ) pueden provocar infertilidad femenina. Los niveles bajos de testosterona pueden provocar infertilidad masculina.
  • Infección del tracto reproductivo. Las infecciones del tracto reproductivo pueden provocar infertilidad. La causa más común de estas infecciones son las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Esto puede causar enfermedad inflamatoria pélvica (EPI) en el sistema reproductivo femenino. Los hombres también pueden volverse infértiles después de contraer una ETS.
  1. Efectos secundarios de los medicamentos

Algunos medicamentos pueden reducir la fertilidad , entre ellos:

  • Medicamentos para las alergias, que pueden secar el moco cervical.
  • Antidepresivos, que pueden causar problemas de fertilidad en los hombres.
  • Ciertos tipos de tratamiento del cáncer (radioterapia cerca de los órganos reproductivos)
  1. La obesidad es una de las principales causas de infertilidad que puede prevenirse. La obesidad puede causar problemas de ovulación y puede reducir la salud del esperma.
  1. Bloqueos o anomalías del tracto reproductivo

Problemas en los ovarios, las trompas de Falopio o el útero pueden causar problemas de fertilidad femenina. Problemas en los testículos, los conductos deferentes, la próstata o las vesículas seminales pueden causar infertilidad masculina.

Las obstrucciones o anomalías pueden estar presentes desde el nacimiento (anomalías congénitas), como resultado de una lesión o procedimientos médicos, o pueden ocurrir después de una enfermedad o infección. Lo más común es que las obstrucciones sean causadas por adherencias (tejido cicatricial).

  1. Hábitos de estilo de vida poco saludables. Fumar, beber en exceso y consumir drogas, puede reducir la fertilidad tanto masculina como femenina al igual que dormir poco, el estrés y una dieta poco saludable.
  1. Infertilidad por causas desconocidas. Aproximadamente una de cada cuatro parejas nunca descubre por qué no puede concebir. Esto se conoce como infertilidad inexplicable.

Cómo aumentar la fertilidad

Si bien algunas causas de infertilidad no se pueden superar sin tratamiento, puedes aumentar tus probabilidades de concepción con estas sencillas estrategias.

  1. Evita las duchas vaginales. Las duchas vaginales pueden eliminar el moco cervical que necesitas para quedar embarazada. Las duchas vaginales también pueden eliminar las bacterias “buenas”, lo que aumenta el riesgo de infección vaginal.
  2. Elije un buen lubricante que no afecte a la motilidad de los espermatozoides.
  3. Optimiza el tiempo en el que tienes relaciones sexuales realizándolas durante tu periodo fértil que dura entre cinco y ocho días, justo antes de la ovulación. Hay métodos para detectar la ovulación. Consúltanos.
  4. Tener relaciones sexuales con más frecuencia, pero no diariamente ya que los espermatozoides requieres uno o dos días para madurar y regenerarse por completo.
  5. Mejora tu salud general con hábitos de vida saludables.
  • Dieta saludable, con muchas verduras y frutas ricas en antioxidantes , grasas saludables como aceite de oliva y nueces, y proteínas saludables.
  • Hacer ejercicio , pero sin excederse.
  • Dormir lo suficiente por la noche.
  • Mantener un peso saludable: ni obeso, ni demasiado delgado.
  • Practicar técnicas de relajación como meditación, Mindfulness….
  • Tomar suplementos de ácido fólico y omega 3

Pruebas y tratamiento de fertilidad

Si te preocupa tener algún problema de fertilidad, la primera persona con la que debes hablar es con tu ginecólogo o urólogo para realizar algunas pruebas de fertilidad básicas y orientarte, en base a ellas, hacia el tratamiento de fertilidad más adecuado.

Cómo afrontar la infertilidad

Hacer frente a la infertilidad no es fácil. Cuando no se queda embarazada tan rápido como esperabas, es normal experimentar estrés. Las investigaciones han demostrado que las mujeres con infertilidad experimentan niveles similares de estrés psicológico que aquellas que se enfrentan a un cáncer, VIH y dolor crónico y este estrés, a su vez, no favorece al potencial embarazo.

Para controlar este estrés, necesitas adquirir el modelo de vida saludable que hemos comentado anteriormente: comer sano, hacer ejercicio, dormir lo suficiente, realizar terapias mente-cuerpo como el yoga, meditación, mindfulness… y acupuntura.

 

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en Salud sexual y reproductiva, podemos darte soporte mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico.