Sistema tegumentario: piel, uñas y cabello.

Sistema tegumentario: piel, uñas y cabello

El sistema tegumentario es el conjunto de órganos que forman la capa más externa del cuerpo: piel, las uñas y el cabello.

¿Qué función tiene?
  1. Protectora: Delimita los tejidos internos con el medio externo. Es una barrera con permeabilidad selectiva. Es la responsable de mantener el equilibrio hídrico.
  2. Inmunitaria: Tiene una microbiota que nos defiende de los agentes patógenos y de las células inmunitarias (de defensa).
  3. Sensorial: A través de sus receptores sensoriales somos capaces de sentir dolor, caricias, calor, frío…
  4. Endocrina: Permite sintetizar la vitamina D gracias a la activación solar y tiene a su vez receptores hormonales.
  5. Energética: Los adipocitos (células de grasa) nos ayudan a mantener la temperatura corporal.
  6. Estructural: Las fibras de colágeno y elastina nos aguantan.
  7. Excretora: A través del sudor eliminamos toxinas y residuos.
¿Por qué enferma la piel?

La piel enferma por:

  • Factores ambientales:
    • Productos y tóxicos ambientales
    • Heridas, irritaciones, depilaciones.
    • Sobrecarga toxica del hígado, pulmón, intestino y riñón.
  • Factores alimentarios: Es importante consumir nutrientes de calidad a la vez que poderlos digerir, procesar y eliminarlos correctamente.
  • Medicamentos
  • Estrés
  • Un desequilibrio de la microbiota de la piel
Errores frecuentes:
  • Es necesario estar atentos a la cantidad, calidad y frecuencia en que utilizamos los productos de limpieza e higiene de la piel/cabello/uñas. Para proteger el manto lipídico de la piel y su microbiota, debemos usar productos correctamente formulados y con una frecuencia recomendada.
  • El uso de corticoides tópicos sin una prescripción médica puede:
    • Empeorar el estado del hígado, riñón, intestino y pulmón.
    • Aumentar la permeabilidad dérmica.
    • Inhibir la inflamación cutánea, pero evitar la resolución natural del proceso.
    • Si su uso es repetido, puede producirse un efecto rebote de mayor intensidad que el brote inicial.
  • Exposición solar sin la protección adecuada y de forma abusiva.
  • El uso de antisépticos tópicos de forma indiscriminada y sin control profesional puede producir una eliminación de la propia flora bacteriana.
  • Tratar la piel de forma local y no como una manifestación externa de que algo está ocurriendo en nuestro interior. Es necesaria una visión integrativa, holística. La piel es un reflejo de nuestra salud interna.

Algunos ejemplos:

  • Un desequilibrio en la permeabilidad intestinal puede activar el sistema inmunitario y producir manifestaciones externas en la piel como por ejemplo reacciones alérgicas, patologías inflamatorias (dermatitis, rosácea, acné) y autoinmunes (psoriasis) entre otras.
  • El cortisol estimula la permeabilidad de las membranas intestinales y dérmicas, y por tanto el estrés también nos pueda provocar patología inflamatoria dérmica o capilar.

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa podemos ayudarte a través de un análisis personalizado gratuito, un Consejo y una Atención Integrativa Farmacéutica Especializada en Sistema Tegumentario: piel, uñas y cabello.