Sistema Respiratorio y sus partes

Sistema Respiratorio y sus partes

La función principal del sistema respiratorio es el intercambio de gases y por eso requiere de unas estructuras para poner en contacto la sangre y el aire.

Cada día entran y salen más de 12.000 l de aire en nuestros pulmones. Este aire debe calentarse, limpiarse y mantenerse en perfecto estado para que no entren microorganismos ni partículas que puedan producir molestias e irritaciones.

El aparato respiratorio se divide en:

  • Aparato respiratorio superior que comprende las fosas nasales, faringe y laringe.
  • Aparato respiratorio inferior que empieza en la tráquea y termina en los sacos alveolares

Los pulmones y la pared torácica son elásticos, ajustándose el uno al otro mediante fuerzas y presiones relacionadas.

En posición de reposo la tendencia de los pulmones a contraerse y la de la pared torácica a expandirse, son iguales y a este volumen se le denomina VFR (Volumen Funcional Residual) y corresponde a la función de reposo del Sistema Respiratorio.

Con la inspiración, los músculos inspiratorios se van expandiendo hasta que ya no pueden incorporar más aire. Este volumen máximo se denomina CPT (Capacidad Pulmonar Total)

En la espiración se activan los músculos expiratorios que devuelve al pulmón a su posición de reposo.

Es mediante las espirometrías que se mide el flujo de aire que se inspira y se espira en un período de tiempo, y permite evaluar un amplio rango de patologías respiratorias.

Para prevenir enfermedades pulmonares:

El objetivo es mantener un estado de salud óptimo para que nuestro organismo esté preparado para defenderse frente a agresiones, siendo las víricas las que causan la mayoría de afecciones hibernales.

  1. Medidas higiénico dietéticas (MHD) y aceites esenciales (OE) en difusores para evitar contagios y contagiar.

Como MHD entendemos:

  • Tapar nariz y boca al estornudar
  • Lavar manos frecuentemente
  • Uso de geles desinfectantes para las manos
  • Mantener una buena ventilación en espacios cerrados
  • Mantenerse aislado del humo de los fumadores
  • Emplear difusores de aceites esenciales en espacios cerrados
  • Hacer limpiezas nasales con agua marina
  • Usar humidificadores para mantener un ambiente húmedo
  • Evitar el uso de antibióticos innecesariamente
  • Dormir el tiempo suficiente y con calidad de sueño
  • Hacer ejercicio físico regularmente
  • Evitar el sobrepeso
  • Evitar el estrés y la sobrecarga hepática

 

  1. En asmáticos, fumadores y polimedicados, con mayor predisposición a patologías respiratorias y mayor posibilidad de complicaciones, aparte de las MHD, se necesitarán otros fármacos y complementos para disminuir la frecuencia e intensidad de las afecciones respiratorias
  2. Es muy recomendable suplementar con vitaminas y minerales: Vit A, Vit B6, B12, Vit C; Hierro, Vit D, Cobre, Magnesio, Selenio y Zinc.
Enfermedades pulmonares más frecuentes:

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa podemos ayudarte a través de un Consejo y una Atención Integrativa Farmacéutica Especializada en Sistema Respiratorio