La retención de líquidos y los riñones como drenantes

La retención de líquidos y los riñones como drenantes

La retención de líquidos y los riñones como drenantes fundamentales para excretar los residuos. Los riñones son dos órganos en forma de frijoles, cada uno aproximadamente del tamaño de un puño, ubicados justo debajo de la caja torácica (costillas). Filtran alrededor de media taza de sangre por minuto, eliminando los desperdicios y el exceso de agua para producir orina.

¿Por qué son importantes los riñones?

Los riñones eliminan los desperdicios y el exceso de líquido del cuerpo. Los riñones también eliminan el ácido que producen las células del cuerpo y mantienen un equilibrio saludable de agua, sales y minerales (como sodio, calcio, fósforo y potasio) en sangre.

Sin ese equilibrio, los nervios, los músculos y otros tejidos del cuerpo no funcionarían correctamente.

Los riñones también producen hormonas que ayudan a:

  • Controlar la presión arterial
  • Producir glóbulos rojos
  • Mantener los huesos fuertes y saludables

Cuando el riñón pierde la función de filtrar correctamente los desperdicios de la sangre, decimos que existe insuficiencia renal y puede tener consecuencias graves.

¿Qué enfermedades predisponen a tener insuficiencia renal?
  • La diabetes es la principal causa de la insuficiencia renal. La glucosa elevada en sangre puede dañar los vasos sanguíneos de los riñones.
  • Presión arterial alta. La presión arterial alta es la segunda causa de la insuficiencia renal, pues también puede dañar los vasos sanguíneos.
  • Enfermedad cardíaca. Las investigaciones muestran una relación directa entre insuficiencia renal y enfermedad cardíaca.
  • Antecedentes familiares. La enfermedad de los riñones tiende a ser hereditaria.

La presión arterial alta y la insuficiencia cardíaca, son causa y a su vez, consecuencia de una insuficiencia renal.

Síntomas insuficiencia renal

Los síntomas graves se desarrollan tarde. A medida que progresa la enfermedad la persona presenta edema en las piernas, los pies o los tobillos y con menor frecuencia en las manos o la cara.

Diuréticos. Lo que debe tenerse en cuenta.

Muchos diuréticos se utilizan para la hipertensión. Se deben tomar bajo prescripción médica, pues pueden tener efectos no deseados en el cuerpo.

  • Existe riesgo de deshidratación. Los diuréticos no queman grasa: sólo eliminan agua. Vigila los síntomas de la deshidratación que pueden provocar: piel y boca seca, ojos hundidos, orina oscura…
  • Pueden provocar vértigo o mareo
  • Los diuréticos afectan al corazón. La mayoría de diuréticos hacen que se pierda potasio, y facilitar que se produzcan arritmias cardíacas.
  • La piel se vuelve más sensible, lo que favorece quemaduras por el sol, irritaciones…
  • Más dolor óseo o articular. Estos fármacos pueden hacer que pierdas calcio por la orina y esto aumenta el riesgo de osteoporosis. También facilitan que el ácido úrico inflame las articulaciones (gota).
  • Pueden hacer que te sientas más cansado. Por la orina eliminas vitaminas y minerales, lo que a veces puede provocar una bajada de la energía.
Drenantes naturales
  1. Plantas diuréticas: Cola de caballo, diente de león, té verde.
  2. Algunos alimentos como los espárragos, el apio, la col, el puerro, la cebolla… son también muy diuréticos.

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en sistemas de excreción, te podemos apoyar mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico.