Las mucosas del cuerpo humano

Las mucosas del cuerpo humano

Las mucosas del cuerpo humano son la capa de piel húmeda que recubre ciertas cavidades o conductos del cuerpo abiertos al exterior como:

  • La nariz
  • La boca
  • Los ojos
  • El recto
  • Las vías urinarias y genitales

En este tejido, las glándulas secretan moco para protegerlas. Es muy importante que estén bien hidratadas para funcionar adecuadamente y tener la cantidad y calidad de moco adecuada que las proteja de los agentes externos y mantenga su humedad.

Las mucosas son la barrera de protección de nuestro cuerpo interior. Es muy importante que cuides y protejas lo que te ayuda a protegerte.

Etapas de la vida en que pueden estar debilitadas:
Desequilibrios en las mucosas
  • Inflamaciones (Vaginitis, uveítis, mucositis…)
  • Infecciones (Vaginosis, micosis…)
  • Sequedad (xerosis ocular, bucal…)
  • Alergias (irritaciones/eczemas…)
Síntomas de la sequedad de las mucosas
  • Picor, escozor e irritación vaginal.
  • Dolor en las relaciones sexuales.
  • Picor y enrojecimiento de ojos.
  • Boca seca y saliva espesa.
  • Problemas para masticar, hablar o tragar.
  • Mal aliento.
  • Picor, escozor, moco seco o incluso sangrado nasal.
  • Prurito, irritación o ardor en la zona anal.
  • Piel seca e irritada que provoca picor.
¿Cómo hidratar la piel y las mucosas desde dentro?
  • Beber unos 2,5 litros de agua al día.
  • Mantener la humedad del ambiente a través de un humidificador.
  • Usar un gel o jabón específico para cada zona y que respete el pH de la piel.
  • Realizar ejercicios de Kegel para aumentar la lubricación.
  • Llevar una dieta sana y equilibrada rica en vitaminas, minerales y ácidos grasos insaturados, incluyendo omega 3, 6, 9 y 7.
  1. El ácido linoleico (omega-6) y el ácido alfa-linolénico (omega-3) son componentes fundamentales de las diferentes membranas del organismo.
  2. El ácido oleico (omega-9, ayuda a reconstruir las membranas celulares de la piel gracias a su acción reafirmante y penetra hasta las capas más profundas de la piel.
  3. El ácido palmitoleico (omega-7), está presente en la membrana de las células de la piel y mucosas y favorece el equilibrio hídrico.
  • Tomar complementos dietéticos que hidraten las mucosas desde dentro:
  1. Espino amarillo, una planta medicinal que ayuda a nutrir y regenerar la piel y las mucosas gracias a su alto contenido en ácidos grasos insaturados, especialmente omega 7, y antioxidantes.
  2. Otras sustancias que pueden ayudarte a mejorar la hidratación de las mucosas son todas aquellas ricas en antioxidantes que combaten los radicales libres que producen el estrés oxidativo. Estos antioxidantes se pueden encontrar en suplementos de vitamina E, betacaroteno, licopeno, vitamina
  3. Las isoflavonas o fitoestrógenos, como los que se encuentran en la soja, el ginseng o las semillas de lino actúan en el organismo como los estrógenos, disminuyendo la sequedad.

 

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en Mucosas te podemos apoyar mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico