Las Hemorroides

Las Hemorroides

¿Qué son ?

Son varices o inflamaciones que pueden desarrollarse dentro del recto (hemorroides internas) o debajo de la piel alrededor del ano (hemorroides externas). Casi tres de cada cuatro adultos tendrán hemorroides de vez en cuando en su vida.

¿Qué síntomas dan?

Los signos y síntomas dependen generalmente del tipo de hemorroide.

  1. Hemorroides externas
  • Picón o irritación en la zona anal
  • Dolor o molestia
  • Hinchazón alrededor del ano
  • Sangrado
  1. Hemorroides internas

Las hemorroides internas se encuentran dentro del recto. Por lo general, no se pueden ver y rara vez causan malestar. Pero los esfuerzos o la irritación al evacuar los intestinos pueden causar:

  • Sangre sin dolor durante las deposiciones. Puedes notar pequeñas cantidades de sangre de color rojo brillante en el papel higiénico o en el inodoro.
  • Prolapso: Es una hemorroide que sale a través del orificio anal.
  1. Hemorroides trombosadas

Si la sangre se acumula en una hemorroide externa y forma un coágulo (trombo), puede provocar:

  • Dolor intenso
  • Inflamación
  • Un bulto duro cerca del ano

¡Importante!

Si tienes hemorroides que no mejoran después de una semana de tratamiento en casa, habla con el médico.

No asumas que el sangrado rectal se debe siempre a las hemorroides, especialmente si tienes cambios en los hábitos intestinales o si las heces cambian de color o consistencia. El sangrado rectal puede producirse en otras enfermedades, incluido el cáncer colorrectal y el cáncer anal.

¿Qué las causa?

Pueden aparecer por un aumento de la presión en la parte inferior del recto como consecuencia de:

  • Un esfuerzo al evacuar los intestinos
  • Estar mucho tiempo sentado en el inodoro
  • Tener diarrea crónica o estreñimiento
  • Tener obesidad
  • Estar embarazada
  • Tener relaciones sexuales anales
  • Seguir una dieta baja en fibra
  • Levantar pesos regularmente
¿Cómo prevenirlas?
  • Para poder realizar las deposiciones blandas y sin esfuerzo.
  • Haz una dieta rica en fibra. Come más fruta, verduras y cereales integrales e incorpora un suplemento de fibra a tu dieta si es necesario.
  • Bebe mucho líquido. Bebe entre seis y ocho vasos de agua y otros líquidos (no alcohol) por día.
  • No hagas esfuerzos al evacuar para evitar la presión en las venas de la parte inferior del recto.
  • Tienes que ir al baño en cuanto tengas ganas. La retención hace desaparecer el impulso, la materia fecal puede secarse y será más difícil evacuar.
  • Haz ejercicio.
  • Evita estar sentado durante mucho tiempo, especialmente en el inodoro ya que puede aumentar la presión en las venas y provocar hemorroides.
¿Cómo tratarlas en casa?
  • Haciendo prevención
  • Puedes tomar baños calientes de asiento varias veces al día para aliviar el dolor.
  • En Olivet Farmacia Integrativa te podemos recomendar:
    • Analgésicos para el dolor.
    • Cremas, ungüentos o supositorios para aliviar el dolor, la inflamación y el picor de las hemorroides externas.
    • Prebióticos, probióticos y fibras.
    • Aceites esenciales tópicos (Ciprés, Menta, Lavanda, Geranio y otros)

 

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en enfermedades vasculares podemos apoyarte en el control de las hemorroides mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico.