Celulitis

Celulitis

¿Qué es la celulitis?

Hablaremos de celulitis a nivel de dermocosmètica, y no a nivel médico (inflamación subcutánea como consecuencia de una infección).

La celulitis a nivel de dermocosmètica, o también llamada “piel de naranja” es un trastorno local del metabolismo del tejido subcutáneo que provoca depósitos irregulares de grasa, agua y toxinas que se acumulan bajo la piel formando bultos y hoyuelos en caderas, glúteos, muslos y abdomen, y que provoca un estancamiento de la microcirculación con retención de líquidos.

La celulitis es más frecuente en las mujeres (85% y 98%) debido a que las hormonas femeninas, estrógenos y progesterona favorecen la retención de líquidos y la acumulación de grasa. No puede considerarse una enfermedad, sino una alteración estética de la superficie de la piel.

¿Existen tipos de celulitis?

Sí, hay 3 tipos de celulitis: acuosa, adiposa y fibrosa. Identificarlas ayuda a encontrar el tratamiento más eficaz.

  1. Celulitis acuosa. Está provocada por una retención de líquidos causada por un problema circulatorio. La zona afectada es blanda al tacto, y al presionarla con los dedos es flexible. No suele ser dolorosa. Se localiza principalmente en glúteos, muslos, caderas, vientre y brazos. Es fácil identificarla por una sensación de piernas hinchadas y pesadas. El mejor tratamiento recae en realizar cosas para mejorar la circulación.
  2. Celulitis adiposa. Suele tener su origen en una mala alimentación y en la falta de ejercicio físico. Se localiza sobre todo en glúteos, muslos, caderas, cartucheras, vientre y cara interna de las rodillas, y se debe a un exceso de grasa. Tiene aspecto de bultos y provoca irregularidades en la piel, alterando la silueta corporal. Para eliminarla, lo primero es realizar cambios en la alimentación, ingerir mucha agua y consumir la mayor cantidad de alimentos ricos en fibra.
  3. Celulitis fibrosa. Tiene un aspecto duro, y puede llegar a provocar dolor cuando se presiona la zona afectada. Es la más difícil de eliminar porque se presenta incluso en mujeres delgadas que no tienen sobrepeso ni volumen corporal. Aparece principalmente en glúteos, rodillas, y cara interior de muslos y brazos. Se recomienda mantener una alimentación rica en proteínas y baja en azúcares, y realizar deportes que supongan un gran gasto energético.
Causas de la celulitis
  1. Factores hormonales:
  • Embarazo
  • Periodo premenstrual
  • Menopausia
  • El uso de anticonceptivos orales
  1. Factores genéticos. La celulitis suele ser hereditaria.
  2. Factores metabólicos: existen enfermedades que afectan al drenaje linfático como la diabetes o la obesidad.
  3. Estilo de vida:
  • Dieta con exceso de grasas y carbohidratos o seguir hábitos alimenticios que no permiten eliminar correctamente los desechos y las toxinas.
  • Vida sedentaria con poco ejercicio físico.
  • Abuso del tabaco o del alcohol.
  1. Fármacos como por ejemplo un uso continuado de antihistamínicos.
  2. Factores psicológicos: estrés, depresión, ansiedad o padecer trastornos afectivos.
Consejos para mejorar la celulitis
  • Haz ejercicio físico de forma regular y mejor, si puedes combinar ejercicios aeróbicos con entrenamiento de resistencia. También puede ser muy beneficioso andar y/o nadar, ya que además de mejorar el tono muscular y la circulación sanguínea y linfática, reducirás el estrés.
  • Evita estar mucho tiempo sentada, de pie o en la misma posición.
  • Realiza una dieta equilibrada y variada, rica en frutas, verduras y fibra. Reduce o elimina el consumo de azúcares refinados y de carne que favorece la acumulación de grasas. Trata de masticar despacio, no picar entre horas y comer siempre a la misma hora.
  • Evita el tabaco y el alcohol que acumulan toxinas. Asimismo, reduce el consumo de café y sal, ya que favorecen la retención de líquidos.
  • Bebe mucha agua. Tomar entre dos y dos litros y medio al día te ayudará a eliminar toxinas.
  • Masaje de drenaje linfático con un preparado anticelulítico.
  • Evita los baños con agua muy caliente que puede afectar a la circulación.
  • No utilices prendas de vestir demasiado ajustadas y evita los tacones altos y finos.
  • Duerme al menos ocho horas diarias.
  • Evita el estrés y la ansiedad y aprende técnicas de relajación para gestionar el estrés como el yoga o el mindfulness.
Tratamiento integrativo de la celulitis

Aparte de los consejos mencionados y puesto que la celulitis no es fácil de eliminar, deberías complementarlo con un tratamiento que active la microcirculación, depure el cuerpo de toxinas y permita deshacer el tejido graso localizado.

  1. Tratamiento tópico: Se debe aplicar dos veces al día. Si se puede aplicar después de la ducha, mejor, pues los poros están dilatados y el producto penetra mejor. Se debe aplicar el anticelulítico de forma constante durante todo el año.
  1. Tratamiento oral. Básicamente como cuidados depurativos en tratamientos de choque para tratar la retención de líquidos y mejorar la acción vascular, la lipolítica y la drenante.

 

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en enfermedades vasculares podemos apoyarte en el control de la celulitis mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico.

 

 

La Obesidad

La Obesidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la obesidad como la acumulación anormal o excesiva de grasa que supone un riesgo para la salud física, emocional y social.

Se estima que causa un mínimo de 2,8 millones de muertes al año en todo el mundo.

En Cataluña, la mitad de la población de 18 a 74 años tiene sobrepeso ─sobrepeso u obesidad─ (el 58,8% de los hombres y el 42,4% de las mujeres). Por lo que respecta a los niños de 6 a 12 años, el 35,9% tienen sobrepeso (el 24,2% tienen sobrepeso y el 11,7% tienen obesidad).

¿Qué se entiende por sobrepeso?

El sobrepeso se define como un índice de masa corporal (IMC) de 25 o más y la obesidad como un IMC de 30 o más.

En Olivet Farmacia Integrativa tenemos un servicio gratuito para medir tu IMC y ayudarte a perder peso y ganar salud y bienestar.

Pregunta, ¡podemos ayudarte!

 Obesidad y patologías

La obesidad causa o empeora un gran número de problemas relacionados con la salud:

  • Diabetes tipo 2
  • Colesterol LDL alto, colesterol HDL bajo o niveles altos de triglicéridos (dislipidemia)
  • Enfermedad coronaria, mayor riesgo de mortalidad cardiovascular y derrame cerebral
  • Hipertensión
  • Enfermedad de la vesícula
  • Osteoartritis
  • Apnea del sueño y problemas respiratorios
  • Predispone a determinados tumores
  • Ansiedad, depresión y otros trastornos mentales
  • Disminución de la esperanza de vida
Factores de riesgo de obesidad

La obesidad no se simplemente el resultado de comer en exceso. Existen otros factores asociados con la obesidad:

  • Sexo femenino. Asociado al embarazo, menopausia y síndrome de ovario poliquístico
  • Alimentación poco saludable rica en grasa, sal y azúcares
  • Vida sedentaria
  • Pocos recursos económicos para comprar productos saludables
  • Consumo de alcohol
  • Factores genéticos
  • Medicamentos: antidepresivos, anticonvulsivos, esteroides, antipsicóticos, medicamentos para la diabetes y betabloqueantes
Tratamiento de la obesidad de manera integrativa

El tratamiento de la obesidad debe ser integral y multidisciplinar para conseguir y mantener con el tiempo un peso saludable.

  1. Alimentación

Se diseña un plan de alimentación equilibrado y variado para controlar las calorías, la presencia de otras enfermedades, la edad, el nivel de actividad física y las preferencias de cada persona.

Objetivo:

  • Reducir el aporte de calorías.
  • Planificar las comidas, manteniendo horarios regulares y equilibrando las tomas.
  1. Ejercicio físico

La actividad física adaptada a las posibilidades de cada persona y practicada de forma regular es necesaria para perder y mantener el peso.

Se recomienda:

  • Caminar a paso rápido
  • Ir en bicicleta
  • Nadar, hacer aquagym o bailar.
  • Se recomienda, además, programar actividades para fortalecer los grandes grupos musculares.
  1. Estado de animo

Algunas personas comen más y de forma menos saludable cuando están bajo estados emocionales negativos, como la ansiedad o la tristeza. A su vez, la autoimagen que tienen de sí mismos como obesos no favorece un estado emocional positivo.

Las herramientas que nos ayuden a controlar el estado emocional como la meditación, el yoga o mindfulness pueden ayudarnos a centrarnos para favorecer el proceso de conseguir la pérdida de peso.

Olivet Farmacia Integrativa puede ayudarte

Disponemos de tecnología de última generación para el control del peso, que nos permite desarrollar programas de nutrición y ejercicio físico personalizados.

¡Y es un servicio gratuito!

Permite tener una fotografía nítida y actualizada de la composición de nuestro organismo y realizar un seguimiento de la evolución.

Nuestra tecnología mide y permite hacer un seguimiento de:

  • Masa grasa: corporal, por segmentos, libre, estimada
  • Grasa visceral
  • Masa ósea
  • Agua corporal total
  • Metabolismo basal
  • Peso
  • Grasa a ganar / Grasa a perder
  • Impedancia
  • BMI

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en enfermedades sistema endocrino, podemos apoyarte en el control de la obesidad mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico.

Higado Graso

Higado Graso

La Enfermedad de hígado graso NO alcohólico es ya considerada una epidemia en este siglo XXI.

El hígado es el mayor órgano del cuerpo. Ayuda a digerir los alimentos, a almacenar energía y eliminar toxinas. Es uno de los más importantes órganos del cuerpo y una gran víctima de nuestros hábitos poco saludables.

Enfermedad de Hígado Graso NO alcohólico

La enfermedad de Higado Graso también llamada Esteatosis Hepática No Alcohólica es causada por la acumulación excesiva de grasa en el hígado. Está considerada una epidemia silenciosa, ya que afecta a mucha gente y, además, es asintomática, por lo que la mayoría de las personas no son conscientes de que la padecen.

En una analítica de rutina, la elevación de transaminasas (marcadores de daño hepático) puede despertar la sospecha de Higado Graso por parte del médico. Sin embargo, en la mayoría de los casos, esta enfermedad no está diagnosticada.

Se estima que uno de cada tres adultos y uno de cada diez niños sufren esta afección.

Hígado Graso NO alcohólico Vs Hígado Graso alcohólico

Hay que diferenciar la enfermedad por hígado graso no alcohólico (Esteatosis Hepática No Alcohólica), que no está causada por el consumo de alcohol, de la enfermedad por hígado graso causada por el alcohol (Esteatosis Hepática Alcohólica), mucho menos frecuente que la primera.

Los pacientes que sufren hígado graso no alcohólico se sienten estigmatizados y no suelen decir a nadie que sufren la enfermedad, porque, tradicionalmente, la acumulación de grasa en el hígado y, sobre todo, la cirrosis, se han asociado al consumo excesivo de alcohol.

Factores de riesgo
  • Obesidad particularmente cuando la grasa se concentra en el abdomen
  • Diabetes tipo 2 y prediabetes
  • Edad
  • Elevados niveles de colesterol y triglicéridos
  • Síndrome metabólico
  • Tratamiento largo con corticoesteroides y otros fármacos
  • Exposición a determinados tóxicos

Provoca una inflamación en las células del hígado. Si la enfermedad avanza, puede causar fibrosis, cirrosis e incluso cáncer de hígado.

¿Cómo tratarlo?

No hay tratamiento farmacológico, pero las últimas investigaciones científicas determinan que el consumo de omega 3-DHA mejora los resultados.

Es necesario:

  • Adelgazar (reducir al menos entre un 3% y un 5% del peso corporal).
  • Dieta saludable
  • Actividad física
  • No consumir alcohol

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en el sistema endocrino podemos apoyarte en hígado graso mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico.