Las Mucosas de la Boca y Nariz

Las Mucosas de la Boca y Nariz

La nariz es, junto con la boca, la puerta de entrada más importante de nuestro cuerpo y en ellas se encuentran las mucosas de la boca y la nariz.

A través de ella penetra el aire que, después de atravesar varios conductos, llegará a los alveolos pulmonares. Allí, mediante una reacción química, se obtiene la energía necesaria para que nuestro organismo realice todas sus funciones vitales y podamos llevar a cabo las actividades de nuestra vida diaria.

¿Qué es la mucosa de la nariz?

Es la membrana que tapiza las fosas y conductos nasales y tiene tres funciones:

  1. Filtrar y limpiar el aire eliminando sus impurezas (humos, polvo, polen, hongos, virus y bacterias).
  2. Acondicionar el aire inspirado para que llegue a los pulmones con la humedad y temperatura adecuadas.
  3. Actuar como órgano sensorial para la captación de los olores.
¿Cómo actúa?

Cuando la mucosa nasal está limpia y fisiológicamente activa no existe riesgo de infección, pues está preparada para defendernos en caso de infecciones respiratorias.

Es importante una higiene nasal diaria con solución marina para la protección de la mucosa nasal.

¿Te levantas con la boca seca o te comes un paquete de chicles al día?

¿En algún momento has tenido sequedad bucal, lengua seca o saliva espesa? Incluso, ¿dificultad para masticar, hablar o tragar? ¿Mal aliento? Bien, pues las posibles causas que provocan esto podrían ser:

  • Consumo de tabaco y alcohol
  • Malas digestiones
  • Algunos medicamentos
  • Candidiasis bucal
¿Notas sequedad en la nariz?

Si en alguna ocasión has tenido picor, escozor, moco seco o incluso sangrado, las posibles causas podrían ser las siguientes:

  • Rinitis infecciosa
  • Rinitis alérgica
  • Patologías dermatológicas
  • Exposición a tóxicos
  • Oxigenoterapia

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en Mucosas te podemos apoyar mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico

SIBO

¿Qué es SIBO?

El SIBO es un sobrecrecimiento bacteriano que se produce en el intestino delgado, en particular de tipos de bacterias que no se encuentran comúnmente en esa parte del tubo digestivo.

Algunos estudios indican que hasta el 80% de las personas con síndrome del intestino irritable tienen SIBO.

¿Cómo se produce SIBO y sus consecuencias?

Se produce generalmente debido a una enfermedad o cirugía que conlleva un paso más lento de los alimentos y desechos a través del tubo digestivo. Se crea un caldo de cultivo que facilita la proliferación de bacterias, desencadenando a menudo diarrea, pérdida de peso y desnutrición. La desnutrición es debida a la falta de absorción de los nutrientes de los alimentos y produce deficiencias vitamínicas, en particular, de vitamina B12 afectando al sistema nervioso y provocando anemia. La mala absorción de calcio puede provocar a su vez, osteoporosis a largo plazo o cálculos renales.

Causas del SIBO
  • Tener hipoclorhidria reduce la capacidad del cuerpo para moderar el crecimiento bacteriano.
  • La falta de motilidad del intestino delgado provoca que los desechos se retengan durante demasiado tiempo en el intestino delgado antes de vaciarse al intestino grueso, produciéndose un sobrecrecimiento bacteriano.
  • Los problemas estructurales en el intestino delgado como diverticulitis, obstrucciones o adherencias abdominales, pueden inhibir la motilidad y crear rincones donde se acumulan las bacterias.
  • El uso excesivo de ciertos medicamentos como los antibióticos o los antiácidos, pueden alterar la flora intestinal.
Factores de riesgo de SIBO
  1. La edad avanzada que se asocia con niveles más bajos de ácido estomacal y motilidad intestinal, así como a niveles más altos de consumo de medicamentos.
  2. Las intervenciones médicas como la cirugía abdominal y la exposición a la radiación, pueden causar problemas estructurales en el intestino delgado y dañar el revestimiento de la mucosa afectando a su flora.
  3. Un bajón de defensas puede afectar la inmunidad intestinal a determinadas bacterias.
  4. Ciertas enfermedades:
    • Diabetes
    • Lupus
    • Enfermedad celíaca
    • Enfermedades inflamatorias del intestino
    • Síndrome del intestino irritable
    • Pancreatitis
    • Cáncer de colon
    • Insuficiencia renal crónica
    • Cirrosis hepática
  5. Algunos alimentos son más susceptibles a desencadenar SIBO:
  • Azúcares y edulcorantes
  • Frutas y verduras con almidón
  • Productos lácteos
  • Cereales
¿Cuáles son los síntomas de SIBO?
  • Dolor abdominal.
  • Distensión abdominal.
  • Náuseas.
  • Hinchazón.
  • Indigestión.
  • Gases.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Fatiga.
¿Cómo remitir el SIBO?

El tratamiento de SIBO tiene 3 pilares fundamentales:

1) Conseguir la remisión con antibióticos, y en ocasiones, con una dieta con nutrientes ya digeridos durante un periodo de tiempo.

2) Mantener la remisión. Después de la remisión, SIBO puede reaparecer y por tanto, deben de tomarse medidas con tal de promover la motilidad intestinal a través de medicación lo más natural posible, y a su vez, realizar una dieta baja en FODMAP (siglas en ingles de oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables).

3) Tratar la causa directa/indirecta de SIBO. SIBO suele ser una enfermedad secundaria a otra, y mientras no se elimine la causa, SIBO es fácil de que aparezca de nuevo. No obstante, muchas veces es imposible eliminar la causa primaria y es necesario la ingesta de probióticos, prebióticos y/o simbióticos con el objetivo de sustituir la microbiota “mala” por la “buena”.

Tratamiento integrativo

Además de antibióticos es imprescindible acompañarlos de una dieta y de otras recomendaciones:

  • Una dieta baja en FODMAP. La reducción de la ingesta de fibra fermentable durante 3 o 4 semanas puede ser eficaz. Es un tipo de dieta muy restrictiva que no puede sostenerse durante mucho tiempo ya que no permite la ingesta de muchas verduras, frutas y cereales que forman parte de una dieta saludable. Es aconsejable que un profesional haga el seguimiento y vuelva a introducir estos alimentos de forma progresiva.
  • Aceites esenciales. Algunos estudios muestran que los tratamientos con algunos aceites esenciales son efectivos, además de no causar tantos efectos secundarios. Existen opciones naturales que presentan muy buenos resultados en casos no muy severos debido a las propiedades bacteriostáticas que presentan el aceite de orégano, el clavo, la canela, el tomillo, la berberina…
  • Los suplementos de glutamina para regenerar la mucosa si hay síntomas de inflamación o irritación son útiles. Se recomienda comenzar con dosis pequeñas.
  • Probióticos: los probióticos pueden ayudar a controlar y restaurar la microbiota.
  • El ayuno y el ejercicio también ayudan. El ayuno intermitente estimula los movimientos peristálticos que se activan después de comer, cada 90-120 minutos, y que arrastran los desechos y bacterias a través del tracto digestivo hasta el colon para ser eliminados.
  • Reducir el estrés es también eficaz para el tratamiento. El estrés aumenta la inflamación y la permeabilidad intestinal.

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en el Sistema Digestivo te podemos apoyar mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico.

 

La Mucosa Vaginal

La Mucosa Vaginal

La mucosa vaginal es la capa protectora de la vagina frente a agentes patógenos que pueden llegar a impactar negativamente en su flora, provocando patologías.

Los desequilibrios más frecuentes de la mucosa vaginal son la sequedad vaginal y la vaginitis.

Sequedad vaginal

Se presenta cuando los tejidos de la vagina no están bien lubricados y sanos.

Causas

La vaginitis atrófica es causada por una disminución en los estrógenos.

Los estrógenos mantienen los tejidos de la vagina lubricados y saludables. Normalmente, el revestimiento de la vagina produce un líquido lubricante transparente, el cual hace que las relaciones sexuales sean más cómodas. También ayuda a disminuir la sequedad vaginal.

Si los niveles de estrógenos disminuyen, el tejido de la vagina se encoge y se vuelve más delgado. Esto causa sequedad e inflamación.

Qué es la Vaginitis

La Vaginitis es una inflamación de la vagina debido a causas:

  • Infecciosas (Vaginosi bacteriana, fúngica o per Tricomonas)
  • Irritantes
  • Alergias
  • Hormonales (estrógenos)
Tratamiento

El tratamiento requiere como abordaje:

Medidas preventivas:
  • Evitar ropa ajustada y usar ropa de algodón
  • Evitar la humedad en la zona (bañadores mojados)
  • Usar productos no irritantes
  • Usar protección en las relaciones sexuales
  • Evitar tóxicos
  • Evitar las duchas vaginales
  • Controlar los niveles de glucemia
  • Controlar los niveles de estrés

 

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en Mucosas te podemos apoyar mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico.

 

Mucosa digestiva

La mucosa digestiva

La mucosa digestiva es la capa interna que recubre las cavidades del cuerpo que están expuestos al exterior.  Éste incluye la cavidad oral, la faringe, el esófago, el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso. Así, la mucosa digestiva es aquella que recubre el interior de cada una de las partes que constituyen el tracto digestivo, en sus diferentes localizaciones.

¿Molestias a la hora de ir al baño?

Seguramente en alguna ocasión has tenido la sensación de picazón, irritación o ardor en tu zona anal. Las posibles causas de ello pueden ser:

  • Agentes irritantes o tóxicos en la alimentación
  • Diarrea prolongada
  • Enfermedades de la piel (psoriasis, dermatitis de contacto)
  • Hemorroides
  • Infecciones de transmisión sexual
  • Algunos parásitos intestinales
¿Tienes problemas de mala absorción o permeabilidad intestinal?

Si no absorbes bien los nutrientes, tienes una mala permeabilidad intestinal o incluso inflamación, es muy posible que las causas sean las siguientes:

  • Comer rápido a causa del estrés
  • Comida procesada
  • No comer suficientes frutas y verduras
  • Desarrollo de enfermedades autoinmunes
Alimentos que ayudan a proteger las mucosas
  • Boniato: Los tubérculos protegen la mucosa gástrica gracias a su almidón. Además son de muy fácil digestión. Por otro lado, el boniato aporta betacarotenos, precursores de la vitamina A necesaria para la formación de mucosa del estómago.
  • Col: Aunque es muy rica en fibra, su alto contenido en glutamina la hace idónea para tratar la mucosa del estómago y la acidez. Se puede tomar cruda en zumo con manzana para mejorar el sabor. En crudo conserva la vitamina C.
  • Hummus: Es una gran manera de consumir legumbres, ya que de esta forma se digieren mejor. Además, el hummus lleva comino, una especia carminativa que también favorece el proceso digestivo. Las legumbres son fuente de proteínas, básicas para el organismo.
  • Aceite de oliva: El virgen extra es rico en tocoferoles y vitamina E, de efecto antioxidante. Es un antiinflamatorio natural y favorece la protección de las mucosas.
  • Remolacha hervida: La mejor forma de tomar verduras como la remolacha, la zanahoria o la calabaza es en forma de crema. Estas verduras son ticas en betacarotenos y arginina, que ayudan a las mucosas.
  • Compota de manzana: Es un remedio típico por su fácil digestibilidad. La manzana junto con la pera y el membrillo son las frutas más ricas en pectina, una fibra antigastrítica y reparadora que protege la mucosa.
  • Calabacín. Es una de las hortalizas indicadas para la úlcera. Se digiere rápidamente, su fibra es soluble, se puede comer cocido o crudo y es muy suave para el estómago.
  • Leche de almendra. Es una forma suave de enriquecer la dieta con calcio y proteínas. Si la haces en casa, dejando las almendras en remojo 24 oras y cambiando el agua a las 12 horas, resalta más digestiva. Esto sí, ¡evita tomar grandes cantidades!
  • Zumo de aloe. Se ha demostrado que en pequeñas cantidades el zumo de esta planta conocida por su poder cicatrizantes, suaviza y repara la mucosa estomacal.
  • Alga cochayuyo. Es rica en ácido algínico, de propiedades antiácidas. Para que ejerza esta función de proteger las mucosas es necesario dejarla en remojo.

Y recuerda que en caso de úlcera, evita fritos, ácidos, bebidas con gas, estimulantes como el café y preparaciones demasiado calientes o frías. Además, elimina el estrés, ya que reduce el flujo sanguíneo al aparato digestivo.

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en Mucosas te podemos apoyar mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico

Las mucosas del cuerpo humano

Las mucosas del cuerpo humano

Las mucosas del cuerpo humano son la capa de piel húmeda que recubre ciertas cavidades o conductos del cuerpo abiertos al exterior como:

  • La nariz
  • La boca
  • Los ojos
  • El recto
  • Las vías urinarias y genitales

En este tejido, las glándulas secretan moco para protegerlas. Es muy importante que estén bien hidratadas para funcionar adecuadamente y tener la cantidad y calidad de moco adecuada que las proteja de los agentes externos y mantenga su humedad.

Las mucosas son la barrera de protección de nuestro cuerpo interior. Es muy importante que cuides y protejas lo que te ayuda a protegerte.

Etapas de la vida en que pueden estar debilitadas:
Desequilibrios en las mucosas
  • Inflamaciones (Vaginitis, uveítis, mucositis…)
  • Infecciones (Vaginosis, micosis…)
  • Sequedad (xerosis ocular, bucal…)
  • Alergias (irritaciones/eczemas…)
Síntomas de la sequedad de las mucosas
  • Picor, escozor e irritación vaginal.
  • Dolor en las relaciones sexuales.
  • Picor y enrojecimiento de ojos.
  • Boca seca y saliva espesa.
  • Problemas para masticar, hablar o tragar.
  • Mal aliento.
  • Picor, escozor, moco seco o incluso sangrado nasal.
  • Prurito, irritación o ardor en la zona anal.
  • Piel seca e irritada que provoca picor.
¿Cómo hidratar la piel y las mucosas desde dentro?
  • Beber unos 2,5 litros de agua al día.
  • Mantener la humedad del ambiente a través de un humidificador.
  • Usar un gel o jabón específico para cada zona y que respete el pH de la piel.
  • Realizar ejercicios de Kegel para aumentar la lubricación.
  • Llevar una dieta sana y equilibrada rica en vitaminas, minerales y ácidos grasos insaturados, incluyendo omega 3, 6, 9 y 7.
  1. El ácido linoleico (omega-6) y el ácido alfa-linolénico (omega-3) son componentes fundamentales de las diferentes membranas del organismo.
  2. El ácido oleico (omega-9, ayuda a reconstruir las membranas celulares de la piel gracias a su acción reafirmante y penetra hasta las capas más profundas de la piel.
  3. El ácido palmitoleico (omega-7), está presente en la membrana de las células de la piel y mucosas y favorece el equilibrio hídrico.
  • Tomar complementos dietéticos que hidraten las mucosas desde dentro:
  1. Espino amarillo, una planta medicinal que ayuda a nutrir y regenerar la piel y las mucosas gracias a su alto contenido en ácidos grasos insaturados, especialmente omega 7, y antioxidantes.
  2. Otras sustancias que pueden ayudarte a mejorar la hidratación de las mucosas son todas aquellas ricas en antioxidantes que combaten los radicales libres que producen el estrés oxidativo. Estos antioxidantes se pueden encontrar en suplementos de vitamina E, betacaroteno, licopeno, vitamina
  3. Las isoflavonas o fitoestrógenos, como los que se encuentran en la soja, el ginseng o las semillas de lino actúan en el organismo como los estrógenos, disminuyendo la sequedad.

 

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en Mucosas te podemos apoyar mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico

Sistema tegumentario: piel, uñas y cabello.

Sistema tegumentario: piel, uñas y cabello

El sistema tegumentario es el conjunto de órganos que forman la capa más externa del cuerpo: piel, las uñas y el cabello.

¿Qué función tiene?
  1. Protectora: Delimita los tejidos internos con el medio externo. Es una barrera con permeabilidad selectiva. Es la responsable de mantener el equilibrio hídrico.
  2. Inmunitaria: Tiene una microbiota que nos defiende de los agentes patógenos y de las células inmunitarias (de defensa).
  3. Sensorial: A través de sus receptores sensoriales somos capaces de sentir dolor, caricias, calor, frío…
  4. Endocrina: Permite sintetizar la vitamina D gracias a la activación solar y tiene a su vez receptores hormonales.
  5. Energética: Los adipocitos (células de grasa) nos ayudan a mantener la temperatura corporal.
  6. Estructural: Las fibras de colágeno y elastina nos aguantan.
  7. Excretora: A través del sudor eliminamos toxinas y residuos.
¿Por qué enferma la piel?

La piel enferma por:

  • Factores ambientales:
    • Productos y tóxicos ambientales
    • Heridas, irritaciones, depilaciones.
    • Sobrecarga toxica del hígado, pulmón, intestino y riñón.
  • Factores alimentarios: Es importante consumir nutrientes de calidad a la vez que poderlos digerir, procesar y eliminarlos correctamente.
  • Medicamentos
  • Estrés
  • Un desequilibrio de la microbiota de la piel
Errores frecuentes:
  • Es necesario estar atentos a la cantidad, calidad y frecuencia en que utilizamos los productos de limpieza e higiene de la piel/cabello/uñas. Para proteger el manto lipídico de la piel y su microbiota, debemos usar productos correctamente formulados y con una frecuencia recomendada.
  • El uso de corticoides tópicos sin una prescripción médica puede:
    • Empeorar el estado del hígado, riñón, intestino y pulmón.
    • Aumentar la permeabilidad dérmica.
    • Inhibir la inflamación cutánea, pero evitar la resolución natural del proceso.
    • Si su uso es repetido, puede producirse un efecto rebote de mayor intensidad que el brote inicial.
  • Exposición solar sin la protección adecuada y de forma abusiva.
  • El uso de antisépticos tópicos de forma indiscriminada y sin control profesional puede producir una eliminación de la propia flora bacteriana.
  • Tratar la piel de forma local y no como una manifestación externa de que algo está ocurriendo en nuestro interior. Es necesaria una visión integrativa, holística. La piel es un reflejo de nuestra salud interna.

Algunos ejemplos:

  • Un desequilibrio en la permeabilidad intestinal puede activar el sistema inmunitario y producir manifestaciones externas en la piel como por ejemplo reacciones alérgicas, patologías inflamatorias (dermatitis, rosácea, acné) y autoinmunes (psoriasis) entre otras.
  • El cortisol estimula la permeabilidad de las membranas intestinales y dérmicas, y por tanto el estrés también nos pueda provocar patología inflamatoria dérmica o capilar.

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa podemos ayudarte a través de un análisis personalizado gratuito, un Consejo y una Atención Integrativa Farmacéutica Especializada en Sistema Tegumentario: piel, uñas y cabello.

 

¿Acidez estomacal o falta de ácido?

Hiper/Hipoclorhidria. ¿Acidez estomacal o falta de ácido?

¿Acidez estomacal o falta de ácido? ¿Cuál es la diferencia entre hipoclorhidria e hiperclorhidria?

¿Acidez estomacal o falta de ácido? “Hipo-” significa “bajo”. «Hiper-» significa «alto». La Hipoclorhidria significa que tu estómago no produce suficiente ácido clorhídrico. La Hiperclorhidria significa que tu estomago lo produce en exceso.

La mayoría de las personas atribuyen sus problemas digestivos a la hiperclorhidria y, a menudo, usan medicamentos para suprimir el ácido estomacal. Pero, de hecho, los síntomas del reflujo ácido crónico , el reflujo laringofaríngeo o la acidez estomacal también pueden ser causados ​​por la hipoclorhidria. La mala digestión por la falta de ácido estomacal puede crear burbujas de gas que se elevan hacia el esófago y la garganta, arrastrando consigo el ácido estomacal.

La Hiperclorhidria. ¿Acidez estomacal o falta de ácido?

¿Qué es la hiperclorhidria?

La hiperclorhidria se define como el estado del estómago donde los niveles de ácido gástrico son más altos de lo normal. En humanos, el pH optimo está entre 1 y 3, y varía a lo largo del día. Los niveles más altos se encuentran al final de la tarde.  No tiene consecuencias negativas a menos que también estén presentes otras afecciones, como la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

Causas

La causa de la Hiperclorhidria es desconocida, pero se estima que pueda ser debido a:

  • Dieta inadecuada prolongada, especialmente con exceso de proteína
  • Comidas irregulares y apresuradas
  • Masticación rápida
  • Exceso de estimulantes como el café y tabaco
  • Las personas con estreñimiento son más susceptibles a tener hiperclorhidria

La enfermedad afecta aproximadamente al 12% de la población total.

La Hiperclorhidria también puede estar asociada a otras condiciones patológicas:

  • Ligera dilatación del estómago
  • Catarro gástrico, con secreción excesiva de moco
  • Espasmo del extremo pilórico del estómago, de carácter intermitente
  • No es infrecuente que se asocie con una úlcera gástrica o duodenal
Síntomas

Los síntomas que produce la hiperacidez son:

  • Ardor de estómago
  • Flatulencia
  • Eructos de alimentos ácidos
  • Estreñimiento.
  • El dolor tiene rasgos característicos:
    • Ocurre de una hora y media a dos horas después de la comida sin importar que la comida haya sido copiosa o no.
    • Se alivia comiendo (de ahí el término de dolor de hambre) y también con la administración de compuestos alcalinos, por ejemplo, el bicarbonato de sodio o el carbonato de magnesio
    • Otra característica del dolor, en los casos graves, es su tendencia a ocurrir durante la noche, algunas horas después de la última comida. En estos casos el dolor puede ser de un carácter severo, muy parecido al dolor del cólico biliar.
Tratamiento

Aunque los antiácidos pueden reducir la acidez del estómago al absorber químicamente o neutralizar parte del HCl, no deben de tomarse como un recurso habitual. A menudo se acompañan de efectos secundarios como estreñimiento, náuseas, diarrea, vómitos, cálculos renales, desmineralización ósea, dolor óseo, debilidad muscular y calambre. Además, los antiácidos pueden reducir los niveles de magnesio, potasio, ácido fólico, calcio, cobre, hierro, fósforo y zinc en el cuerpo.

Es importante optar por soluciones más naturales, y si no remite, debes de consultar al médico o farmacéutico. En algunos casos, este malestar puede ser un signo de una afección subyacente, como la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), o posiblemente un efecto secundario de un medicamento que estás tomando.

Remedios caseros para el reflujo gastroesofágico
  1. Come un plátano maduro

El alto contenido de potasio de un plátano lo convierte en un alimento bastante alcalino, lo que significa que puede ayudar a contrarrestar el ácido estomacal que irrita el esófago.

  1. Mastica chicle sin azúcar

Masticar chicle aumenta la producción de saliva y por tanto a reducir la acidez estomacal.

  1. Usa un diario de alimentos y evita los que sean causantes

Ciertos alimentos y bebidas pueden desencadenar reflujo ácido y acidez estomacal. Manteniendo un registro de comidas y síntomas, podrás identificar los alimentos específicos que tienen más probabilidades de causarte malestar.

  1. Resiste el impulso de comer en exceso o comer rápidamente

Si eres propenso a la acidez estomacal, te ayudará comer platos más pequeños, pero con más frecuencia. Comer rápidamente también puede ser un detonante de acidez estomacal y por tanto sin duda debes tomarte un tiempo extra para masticar y disfrutar de tus alimentos y bebidas.

  1. Deja espacio de tiempo entre comer y acostarte.

Acostarte con el estómago lleno de comida puede causar reflujo ácido y empeorar los síntomas de acidez estomacal. Evita comer dentro de las 3 horas previas a tu hora de dormir para que tu estómago tenga suficiente tiempo para vaciarse.

  1. Usa ropa holgada

Si eres propenso a la acidez estomacal, evita los cinturones ajustados y la ropa que apriete tu vientre, ya que pueden estar contribuyendo a tus síntomas.

  1. Ajusta tu posición para dormir

Elevar la cabeza y el pecho más alto que los pies mientras duermes puede ayudarte a prevenir y aliviar el reflujo ácido y la acidez estomacal.

  1. Toma medidas para perder peso, si tienes sobrepeso

El exceso de peso ejerce una presión adicional sobre el estómago, lo que aumenta el riesgo de reflujo ácido y acidez estomacal.

  1. Deja de fumar (si fumas)

Fumar reduce la cantidad de saliva producida e impacta negativamente en la efectividad de la válvula que evita que el ácido estomacal ingrese al esófago. Dejar de fumar puede reducir la frecuencia y la gravedad del reflujo ácido y, en algunos casos, incluso eliminarlo.

  1. Reduce el estrés

El estrés crónico desacelera la digestión. Cuanto más tiempo permanezca la comida en el estómago, más probable será que el ácido estomacal refluya hacia el esófago.

  1. Tés e Infusiones que te ayudarán
  • Manzanilla
  • Jengibre
  • Regaliz
  • Hinojo
  • Romero

La Hipoclorhidria. ¿Acidez estomacal o falta de ácido?

¿Qué es la hipoclorhidria?

La Hipoclorhidria es una deficiencia de ácido estomacal. Si no tienes suficiente ácido estomacal (ácido clorhídrico), no puedes digerir los alimentos adecuadamente (especialmente las proteínas) ni absorber sus nutrientes.

El ácido estomacal es necesario para la digestión y absorción de proteínas, vitamina B12 y varios minerales y si no es posible, conduce a la indigestión, la desnutrición y, a veces, al crecimiento excesivo de bacterias.

¿Cómo afecta la hipoclorhidria a mi cuerpo?

Cuando el cuerpo no puede descomponer y absorber estos nutrientes, aparecen deficiencias nutricionales. Las deficiencias de proteínas y vitamina B12 conducen a la anemia por deficiencia de hierro , así como a la anemia por deficiencia de vitaminas , que afecta el sistema nervioso. Las deficiencias de calcio y magnesio conducen a la osteoporosis.

Además, los alimentos no digeridos en el tracto gastrointestinal conducen a problemas más graves a largo plazo. Por ejemplo, los alimentos sin digerir que se dejan fermentar en el tracto gastrointestinal pueden provocar un crecimiento excesivo de bacterias intestinales en el intestino delgado (SIBO). El ácido estomacal bajo también lo deja vulnerable al crecimiento excesivo de otras bacterias comunes, incluida Helicobácter Pylori  que está asociada con la gastritis crónica y la úlcera péptica .

¿Qué causa la hipoclorhidria?

Las causas más significativas incluyen:

  • Gastritis atrófica. Las células que secretan los jugos estomacales se atrofian y dejan de funcionar. Es el resultado final de la inflamación crónica del estómago (gastritis) que puede ser causada por una infección bacteriana ( H. Pylori ), alcoholismo y enfermedades autoinmunes .
  • Infección por H. Pylori . A su vez, el ácido estomacal bajo también puede permitir que H. pylori prolifere.
  • Medicamentos reductores de ácido. El uso crónico de antiácidos puede causar niveles bajos de ácido estomacal.
¿Cuáles son los síntomas de la hipoclorhidria?
  • Dolor abdominal
  • Hinchazón
  • Diarrea o Estreñimiento
  • Comida no digerida en heces.
  • Reflujo
  • Acidez

La hipoclorhidria prolongada puede producir síntomas de deficiencias nutricionales, que incluyen:

  • Uñas quebradizas.
  • Perdida de cabello.
  • Palidez
  • Fatiga
  • Debilidad
  • Entumecimiento u hormigueo en manos y pies
  • Pérdida de memoria.
  • Dolores de cabeza
Una buena dieta para contrarrestar la hipoclorhidria

La dieta por sí sola no restaurará el ácido estomacal, pero estas pautas pueden ayudar a mejorar la digestión mientras está en tratamiento médico:

  • Come las proteínas primero. La proteína al comienzo de la comida ayuda a estimular la producción de ácido.
  • Bebe los líquidos más tarde. No tomes bebidas hasta al menos 30 minutos después de haber terminado la comida. Proporciona al estómago más tiempo para producir ácido y metabolizar proteínas.
  • Consume alimentos ricos en probióticos, como yogur, miso y chucrut, para ayudar a estimular las bacterias intestinales buenas y controlar las bacterias dañinas.
  • Evita los alimentos excesivamente grasos y procesados, que son más difíciles de digerir.
  • Come porciones ms pequeñas y mastica bien para facilitar la descomposición de los alimentos.
  • Termina tu última comida dos o tres horas antes de acostarte. Dale tiempo a tu cuerpo para digerir antes de acostarte.
Remedios naturales para la hipoclorhidria
  • Bebe una infusión de Genciana o Diente de León antes de comer. Estimulan la secreción de ácido estomacal y de enzimas digestivas .
  • Toma suplementos:
  • El extracto de semilla de pomelo, ajo, y aceite de orégano son suplementos necesarios ante un sobrecrecimiento bacteriano.
  • Toma té de jengibre: El jengibre ayuda a la digestión y reduce la hinchazón. Es un tónico digestivo.

 

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en el Sistema Digestivo te podemos apoyar mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico.

 

La mucosa ocular puede dar ojos secos, dolor o picor.

La mucosa ocular puede dar ojos secos, dolor o picor.

Tienes los ojos secos, con dolor o picor? La mucosa ocular puede ser la responsable. La conjuntiva es una membrana casi transparente que recubre la parte blanca del ojo, la esclera, y también los párpados por su cara interior. Su función es proteger de agentes externos al globo ocular, aunque interviene también en la formación de componentes de la lágrima y en la defensa inmunológica del ojo.

La conjuntivitis es la patología más frecuente y tiene unas características comunes a todos sus orígenes, como son: el ojo rojo y el aumento de secreciones, que son distintas para cada tipo de conjuntivitis

La mucosa ocular puede dar ojos secos, dolor o picor y verse afectada cuando estás mucho tiempo delante del ordenador

¿Ojos secos? ¿Dolor o picor? La mucosa ocular puede ser la responsable. Quizás has notado que tienes los ojos secos, con sensación de arenilla, picor, ardor, con mucosidad viscosa… Las posibles causas  ello podrían ser:

  • Menor producción de lágrimas (envejecimiento)
  • Ciertos medicamentos como los antihistamínicos, antidepresivos…
  • Pestañear con menos frecuencia
  • Falta de vitamina A
  • Aire seco, humo
  • Uso frecuente de dispositivos electrónicos con pantalla
  • Enfermedades como el síndrome de Sjögren

¿Crees que te has quedado sin lágrimas para siempre? ¿Conoces el Síndrome de Sjögren?

Es un trastorno auto inmune en el que se destruyen las glándulas que producen lágrimas y saliva, por lo tanto, causa sequedad. También puede afectar a otras partes del cuerpo, como riñones o pulmones.

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en Mucosas  te podemos apoyar mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico