Celulitis

Celulitis

¿Qué es la celulitis?

Hablaremos de celulitis a nivel de dermocosmètica, y no a nivel médico (inflamación subcutánea como consecuencia de una infección).

La celulitis a nivel de dermocosmètica, o también llamada “piel de naranja” es un trastorno local del metabolismo del tejido subcutáneo que provoca depósitos irregulares de grasa, agua y toxinas que se acumulan bajo la piel formando bultos y hoyuelos en caderas, glúteos, muslos y abdomen, y que provoca un estancamiento de la microcirculación con retención de líquidos.

La celulitis es más frecuente en las mujeres (85% y 98%) debido a que las hormonas femeninas, estrógenos y progesterona favorecen la retención de líquidos y la acumulación de grasa. No puede considerarse una enfermedad, sino una alteración estética de la superficie de la piel.

¿Existen tipos de celulitis?

Sí, hay 3 tipos de celulitis: acuosa, adiposa y fibrosa. Identificarlas ayuda a encontrar el tratamiento más eficaz.

  1. Celulitis acuosa. Está provocada por una retención de líquidos causada por un problema circulatorio. La zona afectada es blanda al tacto, y al presionarla con los dedos es flexible. No suele ser dolorosa. Se localiza principalmente en glúteos, muslos, caderas, vientre y brazos. Es fácil identificarla por una sensación de piernas hinchadas y pesadas. El mejor tratamiento recae en realizar cosas para mejorar la circulación.
  2. Celulitis adiposa. Suele tener su origen en una mala alimentación y en la falta de ejercicio físico. Se localiza sobre todo en glúteos, muslos, caderas, cartucheras, vientre y cara interna de las rodillas, y se debe a un exceso de grasa. Tiene aspecto de bultos y provoca irregularidades en la piel, alterando la silueta corporal. Para eliminarla, lo primero es realizar cambios en la alimentación, ingerir mucha agua y consumir la mayor cantidad de alimentos ricos en fibra.
  3. Celulitis fibrosa. Tiene un aspecto duro, y puede llegar a provocar dolor cuando se presiona la zona afectada. Es la más difícil de eliminar porque se presenta incluso en mujeres delgadas que no tienen sobrepeso ni volumen corporal. Aparece principalmente en glúteos, rodillas, y cara interior de muslos y brazos. Se recomienda mantener una alimentación rica en proteínas y baja en azúcares, y realizar deportes que supongan un gran gasto energético.
Causas de la celulitis
  1. Factores hormonales:
  • Embarazo
  • Periodo premenstrual
  • Menopausia
  • El uso de anticonceptivos orales
  1. Factores genéticos. La celulitis suele ser hereditaria.
  2. Factores metabólicos: existen enfermedades que afectan al drenaje linfático como la diabetes o la obesidad.
  3. Estilo de vida:
  • Dieta con exceso de grasas y carbohidratos o seguir hábitos alimenticios que no permiten eliminar correctamente los desechos y las toxinas.
  • Vida sedentaria con poco ejercicio físico.
  • Abuso del tabaco o del alcohol.
  1. Fármacos como por ejemplo un uso continuado de antihistamínicos.
  2. Factores psicológicos: estrés, depresión, ansiedad o padecer trastornos afectivos.
Consejos para mejorar la celulitis
  • Haz ejercicio físico de forma regular y mejor, si puedes combinar ejercicios aeróbicos con entrenamiento de resistencia. También puede ser muy beneficioso andar y/o nadar, ya que además de mejorar el tono muscular y la circulación sanguínea y linfática, reducirás el estrés.
  • Evita estar mucho tiempo sentada, de pie o en la misma posición.
  • Realiza una dieta equilibrada y variada, rica en frutas, verduras y fibra. Reduce o elimina el consumo de azúcares refinados y de carne que favorece la acumulación de grasas. Trata de masticar despacio, no picar entre horas y comer siempre a la misma hora.
  • Evita el tabaco y el alcohol que acumulan toxinas. Asimismo, reduce el consumo de café y sal, ya que favorecen la retención de líquidos.
  • Bebe mucha agua. Tomar entre dos y dos litros y medio al día te ayudará a eliminar toxinas.
  • Masaje de drenaje linfático con un preparado anticelulítico.
  • Evita los baños con agua muy caliente que puede afectar a la circulación.
  • No utilices prendas de vestir demasiado ajustadas y evita los tacones altos y finos.
  • Duerme al menos ocho horas diarias.
  • Evita el estrés y la ansiedad y aprende técnicas de relajación para gestionar el estrés como el yoga o el mindfulness.
Tratamiento integrativo de la celulitis

Aparte de los consejos mencionados y puesto que la celulitis no es fácil de eliminar, deberías complementarlo con un tratamiento que active la microcirculación, depure el cuerpo de toxinas y permita deshacer el tejido graso localizado.

  1. Tratamiento tópico: Se debe aplicar dos veces al día. Si se puede aplicar después de la ducha, mejor, pues los poros están dilatados y el producto penetra mejor. Se debe aplicar el anticelulítico de forma constante durante todo el año.
  1. Tratamiento oral. Básicamente como cuidados depurativos en tratamientos de choque para tratar la retención de líquidos y mejorar la acción vascular, la lipolítica y la drenante.

 

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en enfermedades vasculares podemos apoyarte en el control de la celulitis mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico.

 

 

La retención de líquidos y los riñones como drenantes

La retención de líquidos y los riñones como drenantes

La retención de líquidos y los riñones como drenantes fundamentales para excretar los residuos. Los riñones son dos órganos en forma de frijoles, cada uno aproximadamente del tamaño de un puño, ubicados justo debajo de la caja torácica (costillas). Filtran alrededor de media taza de sangre por minuto, eliminando los desperdicios y el exceso de agua para producir orina.

¿Por qué son importantes los riñones?

Los riñones eliminan los desperdicios y el exceso de líquido del cuerpo. Los riñones también eliminan el ácido que producen las células del cuerpo y mantienen un equilibrio saludable de agua, sales y minerales (como sodio, calcio, fósforo y potasio) en sangre.

Sin ese equilibrio, los nervios, los músculos y otros tejidos del cuerpo no funcionarían correctamente.

Los riñones también producen hormonas que ayudan a:

  • Controlar la presión arterial
  • Producir glóbulos rojos
  • Mantener los huesos fuertes y saludables

Cuando el riñón pierde la función de filtrar correctamente los desperdicios de la sangre, decimos que existe insuficiencia renal y puede tener consecuencias graves.

¿Qué enfermedades predisponen a tener insuficiencia renal?
  • La diabetes es la principal causa de la insuficiencia renal. La glucosa elevada en sangre puede dañar los vasos sanguíneos de los riñones.
  • Presión arterial alta. La presión arterial alta es la segunda causa de la insuficiencia renal, pues también puede dañar los vasos sanguíneos.
  • Enfermedad cardíaca. Las investigaciones muestran una relación directa entre insuficiencia renal y enfermedad cardíaca.
  • Antecedentes familiares. La enfermedad de los riñones tiende a ser hereditaria.

La presión arterial alta y la insuficiencia cardíaca, son causa y a su vez, consecuencia de una insuficiencia renal.

Síntomas insuficiencia renal

Los síntomas graves se desarrollan tarde. A medida que progresa la enfermedad la persona presenta edema en las piernas, los pies o los tobillos y con menor frecuencia en las manos o la cara.

Diuréticos. Lo que debe tenerse en cuenta.

Muchos diuréticos se utilizan para la hipertensión. Se deben tomar bajo prescripción médica, pues pueden tener efectos no deseados en el cuerpo.

  • Existe riesgo de deshidratación. Los diuréticos no queman grasa: sólo eliminan agua. Vigila los síntomas de la deshidratación que pueden provocar: piel y boca seca, ojos hundidos, orina oscura…
  • Pueden provocar vértigo o mareo
  • Los diuréticos afectan al corazón. La mayoría de diuréticos hacen que se pierda potasio, y facilitar que se produzcan arritmias cardíacas.
  • La piel se vuelve más sensible, lo que favorece quemaduras por el sol, irritaciones…
  • Más dolor óseo o articular. Estos fármacos pueden hacer que pierdas calcio por la orina y esto aumenta el riesgo de osteoporosis. También facilitan que el ácido úrico inflame las articulaciones (gota).
  • Pueden hacer que te sientas más cansado. Por la orina eliminas vitaminas y minerales, lo que a veces puede provocar una bajada de la energía.
Drenantes naturales
  1. Plantas diuréticas: Cola de caballo, diente de león, té verde.
  2. Algunos alimentos como los espárragos, el apio, la col, el puerro, la cebolla… son también muy diuréticos.

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en sistemas de excreción, te podemos apoyar mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico.