¿Qué es la dispepsia funcional?

¿Qué es la dispepsia funcional?

La dispepsia funcional es un tipo de indigestión crónica: dolor de estómago, sensación de saciedad o hinchazón durante y después de las comidas. Se le diagnostica como tal cuando no se puede encontrar una causa obvia para los síntomas.  Muchas veces el sistema nervioso está involucrado. El estrés y la ansiedad sostenida pueden desencadenar la sintomatología.

¿Cuáles son los síntomas de la dispepsia funcional?

Los síntomas de dispepsia son esporádicos, aparecen y desaparecen sin razones claras y es difícil saber si hay un desencadenante en particular que los mejora o empeora. Si bien la dispepsia funcional es crónica, puede desaparecer por un periodo de tiempo y luego regresar de nuevo por razones desconocidas. Para ser diagnosticada, es necesario haber tenido síntomas durante los últimos tres meses de manera persistente.

Algunos de estos síntomas son:

  • Dolor epigástrico (dolor debajo de la caja torácica)
  • Estómago hinchado, especialmente después de comer.
  • Sentirse “lleno” muy rápidamente después o durante la comida, o pérdida del apetito.
  • Acidez estomacal
  • Reflujo ácido. El ácido estomacal sube desde el estómago a través del esófago, lo que provoca una sensación de ardor y, a menudo, un sabor amargo en la boca.
  • Náuseas y vómitos. En casos severos, la saciedad y la pérdida de apetito pueden convertirse en náuseas o vómitos reales.

¿Es dispepsia funcional o gastritis?

La gastritis y la dispepsia comparten muchos síntomas. La gastritis, que es la inflamación del revestimiento del estómago, generalmente tiene una causa identificable. Puede ser debida a una infección bacteriana, el uso excesivo de ciertos medicamentos que erosionan el revestimiento del estómago o demasiado ácido estomacal, y, por tanto, la gastritis puede identificarse.

¿Qué causa la dispepsia funcional?

  1. Deterioro en el acomodamiento y vaciado del estómago. El estómago se relaja y se expande para acomodar los alimentos, pero en algunas personas, esta función puede verse afectada, lo que lleva a una sensación de saciedad constante. Por otra parte, el vaciado de alimentos del estómago al intestino puede ser incorrecto provocando que los alimentos se acumulen, se generen gases y se produzca una reproducción anómala de bacterias al permanecer demasiado tiempo la comida en el estómago.
  2. Alergias alimentarias. Una alergia alimentaria no diagnosticada, podría estar produciendo una respuesta inflamatoria en el intestino. Algunas personas con Dispepsia funcional tienen el recuento de glóbulos blancos más altos, lo que sugiere que el sistema inmunitario intestinal está activado dando respuesta a los síntomas de náuseas, gases e inflamación. La inflamación podría ser la causa de la hinchazón y el dolor.
  3. Helicobácter pyloriEsta infección bacteriana común puede causar inflamación crónica (gastritis) en algunas personas, así como erosionar el revestimiento mucoso que protege el estómago contra el ácido gástrico. La infección por H. pylori puede provocar una variedad de efectos secundarios. Algunas personas con Dispepsia funcional mejoran después del tratamiento de H. pylori.
  4. Hipersensibilidad del sistema nervioso. Algunas personas son muy sensibles y pueden tener una respuesta física digestiva al estrés y a los factores emocionales.

¿Qué factores de riesgo contribuyen a la dispepsia funcional?

  • Antecedentes de infección por Helicobacter pylori.
  • Algunas enfermedades como la ulcera de estómago o el reflujo gastroesofágico. También pueden producir dispepsia algunas anomalías de los conductos del páncreas y/o conductos biliares o el hipotiroidismo.
  • Consumo prolongado de algunos medicamentos, especialmente, los antiinflamatorios no esteroideos (aspirina, ibuprofeno y naproxeno)
  • Tabaquismo y el alcoholismo crónico.
  • Obesidad
  • Dietas pobres en fibra y masticar la comida de manera incorrecta.
  • Estrés prolongado. La ansiedad por sí misma no causa dispepsia, pero puede empeorarla.
  • Falta de ejercicio físico.

¿Cómo se trata la dispepsia funcional?

Si no se puede encontrar una causa directa, las opciones de tratamiento se centrarán en controlar los síntomas con un proceso de prueba y error.

El tratamiento puede incluir:

  • Medicamentos para reducir el ácido estomacal.
  • Medicamentos para promover que los alimentos pasen más rápidamente del estómago al intestino y así evitar la proliferación bacteriana.
  • Antidepresivos a dosis bajas que den soporte en la modulación de los desencadenantes psicológicos. Algunos también ayudan a que el estómago se relaje durante la digestión, permitiéndole expandirse más para acomodar los alimentos.

Tratamiento integrativo

  1. Fitoterapia: Las preparaciones herbales combinadas son muy eficaces en el tratamiento de los síntomas de algunas personas. Una combinación de menta y aceite de alcaravea es una de las fórmulas más recetadas para estimular la motilidad y, al mismo tiempo, calmar y sedar el sistema digestivo.
  2. Acupuntura: algunos estudios informan de una mejora importante con tratamiento de acupuntura.
  3. Terapia conductual: Ciertas técnicas de mente y cuerpo pueden ayudar a mejorar los síntomas. Las técnicas de relajación; meditación, mindfulness i yoga son realmente efectivas al contribuir a un sistema nervioso y digestivo más regulados.
  4. Cambios en la dieta: Vigilar que alimentos son susceptibles de desencadenar los síntomas y evitarlos, así como comer raciones más pequeñas y masticar a fondo.
  5. Cambios en el estilo de vida: perder peso, hacer más ejercicio, dormir lo suficiente y reducir los factores de estrés en nuestras vidas mejorará tus síntomas digestivos.

 

dispepsia

dispepsia

 

¡Pregunta!

Desde Olivet Farmacia Integrativa y como especialistas en el Sistema Digestivo te podemos apoyar mediante un control, consejo y abordaje integrativo farmacéutico